Tensiones

Hacia tiempo que no escribía, pero hoy tengo de esos días que estoy para coger una escopeta, liarme a tiros. Las tensiones pueden ser de varios tipos, sexuales, no resueltas, laborales, o simplemente porque te están tirando de algún sitio.

Normalmente he podido subsanar esto gracias a diversas fuentes de escape, deporte, juegos, lucha libre con pinchos y fluorestentes… Pero últimamente dejar no salir esa tensión acumulada, como si un bombardeo de napalm se tratase, esta produciendo en mi un nivel de “estoy hasta los cojones” que supera el puto hiperespacio sideral.

Y mira que con lo fácil que es que me dejen en paz, no me meto con nadie, voy a mi bola y hago mis cosas como quiero, todo puede funcionar mejor.

Pero no, el tocarme los cojones es un deporte nacional. Y cuando esto ocurre, sacan de mi la versión extendida, con comentarios del director, y gemidos de su mujer cuando le pone los cuernos con otro.

La tensión es muy mala señores, y mas cuando no tienes cerca el napalm, ni cuando puedes decidir tu futuro, porque eres un ente sin un duro, dependiente y con unas ciertas reglas societarias las cual te has prometido a cumplir.

Siguientes capítulos, mas adelante.

Tags: , ,