La teoria de la evolución

Con esto que empieza el 2008 uno se ha puesto mas filosófico que de costumbre y empieza a analizar las teorias cotidianas aplicadas al mundo de las relaciones y el mero ligue.

En este caso que voy a intentar explicar hoy, me voy a centrar en la teoría de la evolución con la vista en la actualidad de mi persona.

Básicamente, en el mundo femenino hay varias etapas de selección natural.

En el caso que me concierne, si eres un poco apartado de la normalidad, algo culto o simplemente friki y tu cuerpo digamos que no entra dentro de los estándares de los anunciantes de gallumbos, el ámbito de 16 a 22 años esta muy limitado al ser la proporción de chicas que les gusta tu estilo, 1:20 con respeto a los chicos. Vamos lo mismo que el porcentaje de chicas con chicos en una facultad politécnica cualquiera. Lo que se dice vulgarmente en el ambiente nocturno como “Esto parece un campo de nabos”.
En este caso el perfil que busca una chica es “este tío cabron tiene quien ser el que me coma todo lo negro”.

Básicamente cuando eres friki, lees demasiados libros de Kierkegaard y primos hermanos suyos, no ocultas tus aficiones y tienes las carpeta de porno a la vista, te conviertes en un referente para el ámbito de 25 a 35 años que tienen activado el filtro de “el macho más inteligente me debe inseminar”.

Porque claro amiguitos, no vale ser inteligente a los 18, lo vale ser a los 25 porque el handicap que todas las tías tienen por sentado es que un tío de 18 tiene la mente de uno de 12, por lo cual digamos que hasta los 25 se cumple la regla de los +4 años. Básicamente para las chicas hasta los 25, es que los tíos que te gustan son tíos 4 años por encima de tu edad. Por ejemplo, si tienes 12 años, tu joven pizpireta no vas fijarte en tus compañeros de clase de séptimo, sino en el Richard que hace caballitos con la derbi senda a escape libre por el instituto para el disfrute del tampax en orificio equivocado.

Si tienes 15, buscas ese joven albañil con su flamante Seat Leon FR y su melenita a lo camarón.

Y si tienes 21 años buscas a ese prominente y recién salido de la facultad de económicas ideal para poner los cuernos a tu joven novio pringado informático.

Pero a partir de cierta edad, la mujer se da cuenta (o tal vez no, que no soy Eduardo Punset para ser tan exacto en los estudios de campo de la neurología) de que hay un tipo de hombre que no había caído en la cuenta y que jode la regla del +4. El friki inteligente. Ese que harto de años de sequía, se decide meterse al gimnasio, se le quita la tontería de la cabeza tipo “no me voy a tirar en la vida una tía buena”, y se harta que le exploten por 4 duros, y monta su propia empresa.

A partir de ahí, la canción cambia. Pero aun así estas expuesto a que la(s) tia(s) tengan el chumino mas gastado que un pedalte en montmeló. Pero la vida es así de perra amiguitos, eso si a partir de ese momento vives el momento más dulce de la vida de un friki. Ligar sin tener que dar lástima o pagar. Y todo por los jodidos instintos de procreación.

Pero en fin así es la vida. Se que para todos no es igual, pero de vez en cuando no viene mal otro punto de vista ¿no?

Por cierto, llevo ya 10 kilos y 100 gramos…

Tags: , , , , , , , , , , , , ,